Blogia
EDUCACION ESPECIAL

VÍNCULO NIÑO GRUPO DE PARES

 La importancia del vínculo con los otros, de las relaciones sociales, radica en que permite al individuo constituirse como un ser social.

El niño pequeño, a través de la relación con sus pares, comenzará un proceso paulatino de independencia y autonomía  de sus padres. Este progresiva autonomía le permitirá integrarse y adaptarse a nuevos y desconocidos ambientes como también adquirir capacidades y habilidades para la comunicación social.

El juego es una actividad imprescindible para el crecimiento sano del niño y ocupa un lugar fundamental en su desarrollo. Para Vigotsky “el juego es una actividad social” con la cual el niño aprende a vincularse y a cooperar con los otros.

 Ej.: “después de observarlos por un rato, el niño se incorpora en el juego de los otros dos nenes. Comienza a correr al lado de ellos y les pregunta a qué juegan”.

De esta manera participará de juegos colectivos e integrándose a su grupo de pares desarrollará la capacidad de establecer vínculos con otros niños, de aceptar y ser aceptado por ellos.

 Ej.: “el nene corre hasta donde está su mamá y le pide una bolsa con distintos juguetes, saca de ella un muñeco y dinosaurios, luego se los muestra a los otros dos niños.”

 La inserción en el  grupo de pares, a su vez, actuará como regulador de la conducta del niño por medio del establecimiento de normas, de modo tal que quien no se ajuste a ellas será sancionado explícitamente.

 Ej.: “Juan se enoja y se lo hace sentir a sus amigos, se observa que Juan quiere ganar a toda costa por eso hace trampa e inventa una excusa para hacer una nueva tirada de dados. Sus amigos notan que Juan hace trampa y comienza la discusión”. 

 Así mismo, podrá desarrollar sentimientos de competencia y capacidad realistas, esto significa que podrá recabar información tanto de sus habilidades como de sus dificultades, destacando en éstas nuevas estrategias de desafío.

 Ej.: “se acerca un niño conocido por las niñas, ya que Emma lo llama por su nombre y le pide que la ayude a subir, el niño le abraza las piernas, la ayuda a pasar por el agujero y luego pasa él sin dificultad.”

El niño deberá tener motivación externa e interna para aprender los conocimientos que se pretenden para su desenvolvimiento en el mundo adulto. Deberá también regular su conducta conforme al contexto en el que se encuentra y adecuarse a normas sociales, para progresivamente ir siendo capaz de integrar los distintos puntos de vista en sus reflexiones. 

El niño en interacción con los pares, demuestra una relación de simetría, la cual le permitirá un adecuado desarrollo social y ocupar un lugar dentro del grupo. Estas relaciones pueden ser: cooperación, competencia, dependencia, entre otras. Desde temprana edad, hay relaciones que comienzan a evidenciarse : son la amistad y la agresión.

Ej.: “los niños se trasladan hacia una rueda que hay en el centro de la plaza y comienzan a correr alrededor de los juegos, mientras que el niño observado se enoja con uno de sus compañeros y lo empuja:”

En general, durante el juego prevalece una preferencia en jugar con niños del mismo sexo, lo que se debe, según Delval, a consolidar las conductas típicas de los niños y las niñas, que permitirá afirmar la identidad de cada uno.

Ej.: “Luego se observa a Emma y dos de sus compañeras en la casita de madera (adentro hay una mesa, sillas, juegos de cocina, un teléfono, muñecas, etc.) allí la comunicación es más fluida y todas participan, la charla es específica de la comida que están preparando.”María José Cadau

Natalia Comaschi

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres